Podar los árboles del jardín

Sabemos que la poda hay que hacerla en invierno que es el momento en el que la savia se para, deja de circular, y no hay crecimiento vegetativo.
Todo eso esta muy bien. La teoría ya la sabemos, pero ¿qué pasa en mi jardín? ¿qué atractivo pueden tener los árboles podados que componen mi jardín?


Un árbol podado llega a ser una escultura más en mi jardín. Un monumento vivo. Que cambiará de tamaño y forma el invierno que viene. Según me convenga.
Un árbol podado me da la libertad de movimiento en mi jardín para seguir realizando tareas de acondicionamiento para afrontar la primavera y el verano.
Un árbol podado son muchas cosas que componen las características de mi apreciado jardín.
Por tanto, hay que saber podar, hay que saber darle el lugar que le corresponde a cada rama. Al árbol en un sentido mas global. El árbol crea ramas de distinta forma según su lugar, la luz que recibe o necesita, el tipo de desarrollo que queremos conseguir, etc.
En definitiva, un árbol podado es la causa por la que queremos obtener el resultado envidiable de nuestro jardín y es la consecuencia del conocimiento y el deseo de llegar a tal fin.

Ernesto GC

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s